Los efectos de la fatiga en la toma de decisiones mientras conduces

efecto de fatiga mientras conduces

Los efectos de la fatiga en la toma de decisiones mientras conduces





Pensamos que nos podemos mantener alertas todo el tiempo, incluso cuando sentimos un golpe de sueño o fatiga. Pero la verdad es que el sueño es un poderoso impulso biológico, uno que puede superar incluso al mejor conductor. 

Conducir somnoliento afecta la conducción, pero si bien no permitimos que un amigo conduzca borracho, rara vez les quitamos las llaves a nuestros amigos cansados o insistimos en que tomen una siesta antes de salir a la carretera. 

Según estudios de la National Safety Council en Estados Unidos, dormir la mitad de horas necesarias es similar al efecto de tomar tres cervezas, además, un conductor tiene tres veces más probabilidades de sufrir un accidente automovilístico si está fatigado, e incluso, estar despierto más de 24 horas hará que el cerebro prolongue el tiempo para tomar decisiones y reaccionar, similar a un conductor en estado de ebriedad. 

Y no, el viejo truco de bajar las ventanas y subir el volumen del radio no funcionara…

Es importante saber cómo manejar la somnolencia para cuidad nuestra seguridad. El cerebro no es capaz de detectar el momento justo donde nos quedamos dormidos, nos damos cuenta de que dormimos cuando despertamos. El problema es que nos quedaos dormidos en el camino podemos despertar en una situación muy vergonzosa, o peor aún, en un hospital o incluso, no despertar.

No es fácil saber cuándo estás a punto de quedarte dormido, pero aquí hay algunos signos de advertencia para detenerte:

  • Parpadeo frecuentemente o párpados pesados, acompañado de dificultad para concentrarse, a veces incluso tenemos problemas para recordar los últimos kilómetros recorridos, o nos pasamos alguna salida o no vimos alguna señalización.
 
Foto: ThaiHealth

  • Bostezas repetidamente o sientes urgencia por frotarte los ojos, con sentimiento de inquietud o irritabilidad, tienes problemas para mantenerte dentro de tu carril.

Si detectas alguno de estos síntomas al manejar, es probable que estés en peligro, algo terrible está por suceder y es mejor que te detengas.

Mucho antes de que una persona se duerma mientras conduce, la falta de atención y los tiempos de reacción se prolongan, y según el American Sleep Foundation la somnolencia excesiva disminuye nuestra capacidad de juicio y y esto deriva en que un conductor con sueño toma muchos más riesgos innecesarios al manejar. Hace que sea difícil distinguir entre cosas relevantes e irrelevantes, además afecta tu comportamiento y capacidad para manejar el estrés, por lo tanto, tus reacciones probablemente no sean las mejores.

¿Has visto gente irritable, errática, agresiva en la calle? Quien sabe, entre otras cosas, ellos probablemente no durmieron bien.

¿Entonces, qué podemos hacer para evitar esto?

Primero que nada, hay que procurar dormir al menos 8 horas, si haces trayectos largos por carretera, procura detenerte periódicamente en lugares seguros, para poder estirar las piernas. Además, para ayudar a la concentración hay que mantenerse bien hidratados, y evitar comer muy pesado, pues esto podría generar somnolencia mientras conducimos.

Share this post