Autos chinos en México

Posted by:

Category:

Comments:

Post Date:


¿Es una buena idea comprar un auto chino? Lo que nadie te dice

Los automóviles chinos han llegado al mercado mexicano y cada día abarcan más espacio en el panorama vial. A pesar de tener pocos años en el país, ya se han colado entre los diez autos más vendidos en México durante 2022, y se espera que continúen avanzando en 2023. Gran parte de este éxito se debe a que tienen unidades disponibles para entrega inmediata, mientras que las marcas reconocidas tienen listas de espera de meses debido a la crisis de los semiconductores. 

El primer contacto con México ocurrió en 2008, cuando Grupo Elektra ingresó al negocio automotriz, como parte de una alianza estratégica con First Automobile Works Group (FAW), con sede en China. Ofreciendo coches a bajo costo con planes de financiamiento atractivos pero engañosos, y con intereses altísimos. La marca estuvo presente en 2008 y 2009, vendiendo alrededor de 8,000 unidades, sin embargo, la pésima calidad de ensamblaje y el deficiente servicio postventa fueron matando su reputación. El negocio fracasó, dejando a miles de clientes sin garantía ni repuestos. En la actualidad, aquellos pocos que todavía circulan recurren a canibalizar autos en calidad de chatarra para obtener piezas, ya que la marca abandonó a su suerte a los miles de clientes que optaron por comprar sus vehículos.  

No fue hasta 2016 que otra marca china regresó a territorio nacional, cuando BAIC llegó al país, allanando el camino para la invasión china con autos de diseño atractivo, pero con dudosa calidad. En la actualidad (2023), hay seis marcas presentes, y se espera la llegada de al menos otras 20 en los próximos años. 

FOTO: CAMIONETA BAIC / FUENTE: IMAGEN EXCELSIOR

¿Por qué tienen mala reputación a nivel mundial? 

Históricamente los autos chinos tienen mala reputación debido a su pobre calidad y diseño basado en la copia de modelos occidentales. En su mayoría se centraron en producir vehículos baratos para países en desarrollo, en lugar de enfocarse en autos de alta calidad. Muchos se preguntan si los autos chinos pueden competir con otras marcas globales. 

Las cuatro principales empresas automotrices de China son Changan, Dongfeng, Geely y SAIC Motor, pero en total existen más de 200 marcas de automóviles diferentes. La mayoría de ellas tiene menos de 40 años. Sin embargo, gracias a una estrategia de inversión agresiva, China se convirtió en el mayor productor de vehículos a nivel global desde 2012. En la actualidad, produce más vehículos que Estados Unidos, Japón y la Unión Europea juntos. Además, se venden más vehículos dentro de China que en el resto del mundo, y ahora busca exportar sus propias marcas. 

Sin embargo, al ser una industria joven, es difícil competir con las grandes marcas mundiales que tienen una amplia experiencia en "aprender haciendo" y aprovechan la economía de escala para diluir los altos costos de desarrollo en el volumen de ventas. Para abordar este problema, el gobierno chino ha establecido una política industrial que requiere que cualquier fabricante extranjero se asocie con una empresa automotriz local para ingresar al lucrativo mercado chino. Esto ha llevado a alianzas como las de Volkswagen con FAW y JAC, permitiendo la transferencia de tecnología a los productos chinos y reduciendo la brecha con las grandes marcas.  

Su agresivo plan para dominar el mundo. 

Durante las últimas cuatro décadas, las empresas multinacionales han capacitado a toda una generación de ingenieros automotrices chinos, muchos de los cuales ahora trabajan para competidores locales altamente competitivos. No es sorprendente encontrar similitudes con los autos alemanes, ya que durante años el mercado chino estuvo dominado por gigantes alemanes como el Grupo Volkswagen. Esta transferencia de tecnología se ve reflejada incluso en marcas como BAIC, que utiliza antiguas plataformas de autos Mercedes, o algunas otras, que utilizan motores de origen japonés. 

En cuanto a los vehículos de motor de combustión interna, los autos chinos aún se quedan rezagados, con productos que copian diseños de marcas reconocidas destinados principalmente a países en desarrollo, ofreciendo productos económicos y sencillos, pero sobre todo con disponibilidad inmediata. Sin embargo, la situación es diferente en el caso de los vehículos eléctricos. A nivel mundial, se considera a Tesla como el pionero en estas tecnologías, cuando en realidad China es la que lleva la delantera gracias a una estrategia inteligente que destina la mayoría de sus recursos (145 mil millones de dólares de inversión durante los próximos 10 años, lo que representa el 45% de la inversión mundial) para dominar también el mercado de vehículos eléctricos, pero en este caso con tecnología propia y productos de calidad. 

Range Rover vs Land Wind

Oferta de autos chinos en México

En la actualidad (2023), hay seis marcas que tienen presencia oficial a nivel nacional: JAC, Changan, Chirey (Chery)/Omoda, BAIC, BYD y MG, siendo MG la marca líder en volumen de ventas, aunque también marcas como Chevrolet, o incluso Volvo y BMW tienen ya autos de procedencia china dentro de su gama de productos. 

JAC: Ofrece varios modelos, desde pequeños compactos eléctricos hasta sedanes, SUV y vehículos utilitarios. Muchos de sus modelos fueron desarrollados en colaboración con su socio comercial en China, Volkswagen. En términos de seguridad, actualmente hay poca información disponible, aunque se puede encontrar una prueba realizada por latín NCAP para el JAC E10, que obtuvo una calificación final de cero estrellas. 

MG: Actualmente es la marca líder en ventas de autos chinos en México. Aunque se presenta como una marca británica con gran prestigio, en realidad es parte del plan de China para ingresar al mercado occidental, adquiriendo la ya conocida marca y exportando autos de diseño y fabricación china al resto del mundo, disfrazados de autos ingleses. Algunos de sus modelos se ostentan como deportivos, sin embargo, sus cualidades dinámicas no dicen lo mismo. 

Chirey/Omoda: Llegaron a México en 2022 con un ambicioso plan para competir en el mercado de SUV de lujo, ofreciendo precios competitivos y motores pequeños que varían entre 1.5 y 2.0 litros. 

Changan: Ofrece modelos de sedanes y SUV pequeños con motorizaciones de 1.4 y 1.5 litros, pero con potencia considerablemente limitada. 

BAIC: Cuenta con 3 modelos en venta en el país, incluyendo un todoterreno con un diseño sorprendentemente similar al de un Jeep Wrangler, además de una camioneta pickup y una SUV. Esta marca ofrece alternativas más económicas en comparación con sus contrapartes occidentales, pero con mucho menos desarrollo de tecnología y capacidades dinámicas reducidas. 

BYD: Quizás es la marca con más avances tecnológicos, ya que ofrece exclusivamente vehículos eléctricos de lujo con altos niveles de prestaciones y seguridad, para competir en igualdad de condiciones con Tesla y otros vehículos eléctricos europeos o japoneses.

¿Es una buena inversión? 

A la hora de comprar un vehículo nuevo, existen factores que debes tener en cuenta para proteger tu inversión: 

Confiabilidad: Si bien la industria automotriz china es joven, ha habido una notable transferencia de ingeniería de marcas reconocidas. Es poco común que los autos chinos presenten fallas importantes de confiabilidad, aunque ninguna marca a nivel mundial está exenta de este tipo de problemas. 

Servicio postventa: Quizás más importante que la confiabilidad es la capacidad de respuesta de la marca ante una falla. Algunas marcas chinas están ingresando al mercado ofreciendo garantías de hasta 10 años. Sin embargo, lo que realmente importa es contar con el soporte necesario para que la marca ofrezca soluciones cuando el vehículo presente problemas. Basta con echar un vistazo a las redes sociales para encontrar múltiples quejas de usuarios sobre la falta de refacciones, lo cual, según expertos, se debe a la alta demanda de vehículos y piezas destinadas al ensamblaje en lugar de repuestos. Cuando uno compra un auto de una marca reconocida con muchos años de presencia en México, sabemos que una falla en cualquier rincón del país tendrá solución fácil gracias a esa presencia. 

Seguridad: Actualmente, hay poca información proveniente de instituciones confiables como Global NCAP acerca de la seguridad de la mayoría de estos vehículos. Los autos de precios accesibles suelen tener un nivel de seguridad deficiente, aunque en modelos de alta gama como algunos de BYD, la seguridad está a la par de los autos europeos o asiáticos. El contar con múltiples sistemas de seguridad activa y pasiva, no garantiza la seguridad si el vehículo no tiene buenas cualidades dinámicas, o no ha sido sometido a pruebas de impacto con estándares internacionales. 

Precio de reventa: Este es quizás el factor más importante para proteger tu inversión y está determinado por los tres puntos anteriores, además de la demanda en el mercado de autos usados de este tipo. Aún es temprano para saber cómo afectará a los vehículos chinos. Una desventaja es la alta demanda actual de autos usados de marcas reconocidas, lo que indica una falta de confianza en los vehículos de fabricación china. Ante la falta de disponibilidad de unidades nuevas de marcas reconocidas, muchos prefieren invertir en autos usados en lugar de adquirir un vehículo nuevo de origen chino. 

Conclusión: 

Como en todo, hay opciones mejores que otras. Sin embargo, la decisión de invertir en un vehículo nuevo debe ser tan importante como comprar una casa, ya que a menudo se pasa tanto tiempo en uno como en el otro. Una casa con una gran arquitectura, llena de colores y luces llamativas, pero sin cimientos sólidos o ubicada en una zona residencial destinada a perder valor sería una mala inversión. Un vehículo personal o familiar debe cumplir con los estándares de seguridad activa y pasiva necesarios para proteger al usuario y a su familia. El mercado de autos chinos comienza a sorprender con productos de calidad comparable a las marcas reconocidas. Sin embargo, aún tienen trabajo por delante para ganarse la confianza de los mexicanos. 

Share this post

Comments (3)

  • leopoldo rodriguez agosto 3, 2023 Reply

    Aqui aplica el dicho de lo barato sale muy caro, y los productos chinos vienen precedidos de una pésima reputación, sabemos que solo sirven para salir de un problema pero que son prácticamente desechables. ademas nadie hace ricos quedándose pobre, y algo muy importante es que la calidad significa la vida en un automóvil, y por baratos no pueden tener la calidad mínima indispensable para proteger a los tripulantes de sus vehículos.

  • Samuel Rodriguez agosto 14, 2023 Reply

    Muy buen artículo informativo. Yo actualmente poseo un vehículo chino (JAC) y hasta el momento después de dos años de uso ha tenido un buen desempeño. Y fue justamente por las razones que describen, por las cuales me decidí por el; Precio, disponibilidad inmediata y diseño.

    Esperemos que pronto tengamos más certeza en cuanto a sus certificaciones de seguridad, pero en el manejo creo que no ha quedado a deber VS las marcas a las que estaba acostumbrado.

    El tema de los vehículos usados de verdad en lo personal ¨paso”, ya sea marcas gringas , conocidas, alemanas etc. es un dolor de cabeza cuando ya no encuentran ni ellos mismos sus desperfectos mecánicos por uso y pocas aseguradoras (o nadie) te paga el valor factura después de los 2 años de haberlos adquirido.

    Saludos.

  • Mariano Ito mayo 18, 2024 Reply

    Excelente artículo, en donde podemos saber ls certificaciones que presentan los autos chinos en mexico??? EuroNCAp es para Europa, pero aquí hay alguna verificación??? Alguna NOM, norma oficial mexicana o algo como Cofepris que los evalúe y donde podamos saber sobre los autos chinos? Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Related

Posts